El Conejito de Pascua 

Visita la página
Únete
al club
Compra el Libro
English
La historia

La historia de nuestro Conejito de Pascua

Entrevista a Carol y Cathy

La historia de El Conejito de Pascua: el cuento de un día extraordinario comenzó de hecho cuando terminé la Universidad soñando con ser una escritora de libros para niños. Con el paso de los años, he escrito muchas historias relacionadas con la fe, pero ni me atrevía a publicarlas. Cuando mi hermana se me acercó con la idea de hacer un libro con ilustraciones, sentí pavor; pero pensé: "bueno, con mi hermana, sí puedo hacerlo". Por eso me identifiqué tanto con el conejito: Jesús, a través de mi hermana, me quitó mis temores.

Dios nos inspiró muchas ideas interesantes. Me emocionó tanto una de ellas, que llamé a Carol y le dije: "¡El conejito tiene que estar en la tumba!". Después pensé que su temor lo había llevado a un lugar obscuro en el que sentía todavía más miedo y, ¿a quién encontró ahí? ¡A Jesús! ¡Bien!

En otra ocasión le dije: "¡El conejito debe ser quien cuente la historia!". El cuento a veces me parecía demasiado frío. Después entendí por qué: cuando el conejito habla en primera persona y los niños leen el cuento y se ponen en su lugar, experimentan el amor de Jesús con y a través del conejito de una manera mucho más personal.

Todo el proyecto ha implicado una especial colaboración entre mi hermana y yo. Y a través de esa colaboración, Dios nos ha dado un conejito especial que ahora llevo a diversos eventos. El conejito pregunta a los niños: ¡¿qué es lo que más te gusta de la Pascua?¡. Y cuando ellos responden " ¡los dulces, las canastas con huevos de chocolate y los conejitos!", él sube hasta su hombro y les susurra al oído: Sí, pero espera, ¡eso no es todo!.